Una cosa es el sexo biológicoviene determinado por la naturaleza- y otra cosa es el género. De hecho, se entiende por género aquella construcción social y cultural que define las diferentes características emocionales, afectivas, intelectuales, así como los comportamientos que cada sociedad asigna como propios y naturales de las personas. 

El tercer género o tercer sexo es un término empleado para referirse a toda aquella persona cuya identidad no entra en el género femenino ni en el masculino. Este tercer género puede tener hasta 5 posibilidades y cada una se identifica a su manera. Por ejemplo, existe la mujer femenina o masculina, el hombre masculino o femenino, y las identidades mixtas o no permanentes. 

Qué son la identidades no binarias

Este concepto se refiere a la variedad de identidades y expresiones de género basadas en el rechazo a la clasificación binaria y excluyente entre macho/hombre/masculino o hembra/mujer/femenino, con base en el sexo asignado al nacer. Entonces, una persona no binaria no es una persona transgénero.

Día a día vemos cómo la gente acepta más la diversidad humana en múltiples aspectos. Sin embargo, las personas con identidades no binarias muchas veces se sienten solas, porque aún no hay un elemento corporativo donde ellas se sientan acogidas. De hecho, muchas personas con identidades no binarias sufren un desplazamiento social, es decir, el rechazo, agresiones físicas, etc. Es más, algunas se sienten anuladas, como si no existieran, o tienen graves trastornos de ansiedad o del estado de ánimo, dificultades para conciliar el sueño y una sociabilidad rota. Incluso, muchas de ellas llegan a plantearse el suicidio. 

Consejos

  • No plantearse ser chico o chica, sino mostrarse tal cual como uno se siente en la circunstancia que esté, independientemente de lo que piensen los demás
  • No tienes porque ser masculino o femenino, sino que un día puedes ir de las dos maneras, variar. Las combinaciones son infinitas porque cada ser humano es único y se percibe así mismo de una forma diferente.  
  • En realidad, no somos como nacemos, aunque hay factores biológicos determinantes, como el factor hormonal. Lo cultural es diverso, pero lo biológico también.
  • Habla con un psicólogo especialista en ansiedad si crees que puedes tener disforia de género.