¿Te acuestas triste porque al día siguiente vuelves a tu rutina habitual : ir a trabajar, llevar a tus hijos al colegio, ir a estudiar, comprar, al gimnasio, vives con gente a tu alrededor pero te sientes solo? ¿ tienes la sensación de no encajar del todo en ningún sitio? Sientes que no disfrutas con nada, nada te llena, sientes que te falta algo?
Cuando una persona responde afirmativamente a estas cuestiones, son las impresiones que siente al describir la emoción de un vacío en su interior. Puede tenerlo todo y, sin embargo, siente un profundo agujero en su interior, a pesar de que quienes estén a su alrededor crean todo lo contrario. A la persona que la padece se le hace difícil de explicar qué le pasa, ha perdido toda motivación vital,  se siente desilusionado, insatisfecho, triste, angustiado y irritado. Poco a poco a medida que estas emociones se adueñan de su existencia se aísla socialmente, evita comprometerse socialmente , elude sus responsabilidades y siente una gran ansiedad que les impide afrontar el día a día. Poco a poco va entrando en un círculo vicioso del cual no es capaz de salir.

¿Qué es el vacío interior?

el vacío interiorEl vacío interior, es una emoción que fractura nuestra arquitectura emocional y causa un daño que si no se trata con ayuda terapéutica  puede llevar a la autodestrucción personal.
Hay personas que intentan llenar ese vacío con cambios constantes de pareja, comida o bebida compulsiva, consumo de tóxicos, se machaca en el gimnasio o vaciando su cuenta en compras innecesarias o llenando su agenda de multitud de actividades( fiestas, aficiones, deportes…etc).
Se ha intentado investigar sobre el origen de esta emoción tan destructiva y las investigaciones científicas al respecto nos llevan a dos hipótesis teóricas. 

El origen del vacío interior

La primera, la hipótesis neurobiológica, la sensación de vacío es consecuencia de padecer una  depresión, la persona sufre una desconexión de su sistema pre-frontal con su sistema límbico.
La segunda hace referencia a una falta de conexión con uno mismo, cuando se vive demasiado volcado hacia fuera, se pierde el vínculo con uno mismo. La soledad es uno de los males de nuestra sociedad moderna, cuando nos desconectamos del ordenador, la televisión, teléfono ( redes sociales), trabajo, amigos, familia etc..nos quedamos solos con nosotros mismos y en algunas personas esa sensación les abruma y asusta “ vacío”. La experiencia de soledad implica una desconexión total de todo, la persona se sumerge en un estado de inhibición social y su atención se dirige a su mundo interior. Cuando miramos hacia nuestro interior, este puede asustarnos al ver cosas que no nos gustan o simplemente nos resultan intrascendentes o insignificantes. Es por ello que el individuo trata al principio de llenar ese vacío con múltiples estímulos o actividades que lo único que provocarán es ahondar más en esa terrible sensación de vacío o agujero interior, una soledad abismal. Al haber vivido al principio muy volcado hacia el exterior , se va perdiendo el vínculo con uno mismo.
Sea la causa que sea, la que crea este vacío emocional, es evidente que no podemos limitar su origen  solo a estas hipótesis sino que seguro también la personalidad del propio individuo pueda haberle llevado a este agujero negro del cual siente no poder salir. 

Cómo abordar el sentimiento de vacío interior

Si te has sentido en parte identificado con este artículo no desistas ni te desmoralices, uno puede vencer ese sentimiento y coger las riendas de su vida y luchar contra esa emoción de angustia.
Pide ayuda y ponte en contacto con un especialista experto en este tipo de trastorno. Acude a un terapeuta para que te ayude a ahondar en ti mismo y trabajar en tu propia autoaceptación. Identificar los factores que provocan el torrente de emociones negativas y ponerles freno son parte del proceso terapéutico. Aprender a exteriorizar los sentimientos y hablar abiertamente de lo que nos atormenta son los primeros pasos para sanar las heridas emocionales que tenemos. Todos tenemos temas pendientes que resolver ( conflictos en nuestra infancia, duelos, malas decisiones..), dudas no resueltas o acciones aparcadas por vergüenza, miedo o ansiedad, conflictos internos ( cosas que hemos hecho y que han ido en contra  de lo que realmente deseábamos, pensábamos o sentíamos) , conflictos externos que nos han llevado a mal interpretar cualquier tipo de situación personal o simplemente el hecho de sentirnos abrumados por sentimientos de culpa por  haber fallado a alguien o a nosotros mismos.

relajación

No siempre disponemos de todas las herramientas para poder solucionar por nosotros mismos esta sensación tan devastadora que nos hace sufrir. Hemos de aprender a valorar lo que tenemos, aceptar la realidad de nuestro entorno y procurar aunar nuestras fuerzas para centrarnos en las cosas que nos llenan o nos hacen sentir bien, tratando de mejorar nuestras habilidades o virtudes y aceptando nuestras limitaciones o defectos.  Cada uno de nosotros somos únicos y diferentes, esa es la maravillosa realidad del ser humano que nos enriquece  y nos da sentido… solo debemos experimentar para descubrir que cosas maravillosas existen en nuestro mundo que nos puede ilumina nuestro interior.

Consultas EN LÍNEA

Reserva Tu Sesión Online: Concertar Una Cita