El trastorno de despersonalización/desrealización es un tipo de trastorno disociativo que consiste en sentimientos persistentes o recurrentes de estar separado (disociado) del cuerpo o de los procesos mentales propios, habitualmente con un sentimiento de ser un observador ajeno (despersonalización) de la propia vida o de estar separado del propio entorno (desrealización). A menudo se desencadena por un estrés intenso. El diagnóstico se basa en los síntomas después de descartar otras posibles causas. El tratamiento consiste en psicoterapia más farmacoterapia  para la depresión y/o la ansiedad asociadas.

Maria se encontraba estirada en el sofá de su casa viendo un capítulo de una serie de Netflix con el fin de relajarse después de un día estresante, cuando de repente le sobrevino una sensación extraña, se sentía mareada, confusa…no entendía que le sucedía. Intentó no sobresaltarse, aunque tenía miedo, respiró profundamente varias veces deseando que esa sensación desapareciera tal cual había venido. Se fue a su cama con la esperanza de que había sido un pequeño mareo, bajada de presión y que a la mañana al descansar toda la noche no volvería a sentir esa sensación tan abrumadora. Al despertar comprobó que seguía ahí..se veía así misma como si su cuerpo no fuera el suyo, observaba sus manos y extremidades y las percibía distorsionadas …diferentes!! Se observaba como si se estuviese mirando a través de un cristal, como si ella no fuese esa persona que veían sus ojos. Su corazón empezó a latir descontroladamente y le costaba respirar, le estaba dando un ataque de pánico. No entendía qué le sucedía, su cabeza iba a mil, multitud de pensamientos negativos invadían su mente.

¿Quién padece este tipo de trastorno?

Alrededor del 50% de la población en general ha tenido al menos una experiencia transitoria de despersonalización o desrealización en su vida. Sin embargo, solo alrededor del 2% de las personas cumplen los criterios para tener un trastorno de despersonalización/desrealización. 

El trastorno de despersonalización/desrealización se produce por igual en hombres y mujeres. La edad media de comienzo es a los 16 años. El trastorno puede comenzar durante la niñez temprana o media; solo el 5% de los casos se inicia después de los 25 años y la enfermedad rara vez se comienza después de los 40 años.

Existen muchas personas que pueden llegar a experimentar, en algún momento de sus vidas, de forma temporal y efímera estas sensaciones, pero en algunos casos esta sensación no llega a desaparecer nunca del todo, afectando gravemente el desarrollo personal del individuo que los padece. Estos trastornos forman parte de espectro de la ansiedad, se originan por primera vez después de experimentar un ataque de pánico y en algunos casos como síntoma de otro tipo de trastorno mental.

¿Cuándo podemos hablar de trastorno de despersonalización/ desrealización?

Podemos hablar de trastorno de despersonalización/ desrealización en el momento en que estas sensaciones o emociones surgen de manera regular o constante, cuando la persona no experimenta ninguna emoción como suya. Algunas personas confunden este trastorno con la esquizofrenia o la psicosis, pero nada tienen que ver ya que la persona con despersonalización o desrealización no experimenta ningún tipo de delirio o alucinación.

Una de las consecuencias más limitadoras de padecer este tipo de trastorno son los problemas de concentración, la persona no puede centrar su atención y, por lo tanto, no consigue tener un buen rendimiento o calidad de vida. Ante el mundo abrumador que le rodea, se aísla, deja de hablar y levita observando todo lo que le rodea. Se convierte en un mero observador de sí mismo, sus pensamientos le abruman y siente el mundo como algo inmenso sin capacidad para  disfrutar absolutamente de nada.

¿Qué es lo que puede desencadenar la aparición de este trastorno? 

No se sabe a día de hoy cuales son las causas exactas de este tipo de trastorno, algunas personas parecen ser más vulnerables que otras a padecer este tipo de trastorno posiblemente debido a factores genéticos y ambientales. También existen estudios científicos que concluyen que las personas que han sufrido un estrés o miedo extremo pueden sufrir este tipo de episodios. Éste surge como una respuesta temporal a un trauma vivido ( abuso sexual, bullying, accidente , enfermedad grave, violencia doméstica muerte inesperada de un familia etc…) o a un estado de ansiedad extremo . Algunos jóvenes experimentan alguno de estos episodios después del consumo de tóxicos ( cannabis, marihuana, ketamina o alucinógenos.

La persona describe que experimenta una sensación extraña, como si estuviera soñando o alucinando, luego le invade un emoción de terror e incapacitante donde se siente abrumada y desconcertada. Una emoción de soledad absoluta y de desesperanza de la cual no consigue desembarazarse.

En desrealización la vivencia de extrañeza se refiere al mundo que rodea al individuo. En realidad no has tenido una verdadera desrealización sin despersonalización, pero sí una verdadera despersonalización sin desrealización. Percibir nuestro alrededor como algo irreal ( personas, objetos, sensaciones ..)  como entes raros, diferentes, no como antes eran percibidos.

Consejos para un buen abordaje terapéutico de estos trastornos

El 60% de la población que sufre ansiedad, depresión, esquizofrenia , trastornos psicóticos o consumo de drogas tienen eventualmente sensación de despersonalización. Esta se convierte en un mecanismo de defensa del cerebro, diseñado para protegernos en situaciones traumáticas o de intenso estrés. Es parte de la respuesta de lucha o huida  de nuestro cerebro. La duración de estos episodios puede ser de minutos o segundos.

Algunas pautas que son importantes seguir para un buen abordaje terapéutico de estos trastornos son:

  • Aceptar el problema que tenemos y adaptar nuestra vida a la nueva situación personal en la cual nos encontramos.
  • Aceptar que nuestros pensamientos no tienen en este tipo de trastornos mucho sentido.
  • No centralizar nuestra vida solo en el trastorno, hablar de ello con nuestra familia, y amigos.
  • Solicitar ayuda a un buen profesional que tenga amplia experiencia en los trastornos de ansiedad.
  • Aprender a relajarnos con técnicas que han sido desarrolladas y contrastadas.
Consultas EN LÍNEA

Reserva Tu Sesión Online: Concertar Una Cita