EL GEN DEL VIAJERO “ WANDERLUST “

 

Los habitantes de las grandes ciudades, a diferencia de zonas más despobladas, sienten una mayor necesidad de evadirse, escapar de la rutina, los ruidos, las aglomeraciones, las largas jornadas laborales, el estrés etc… Viajando ahogan su conformismo y su necesidad por experimentar y aprender de nuevas culturas, lugares y personas. Saben que mientras tengan ganas de aprender seguirán teniendo ganas de vivir. El viajar les proporciona una sensación de libertad que no consiguen experimentar de otra manera. Cuando viajas la vida te obliga a pensar y vivir sólo en el presente, vives ese instante con todas tus fuerzas dejándote absorber por el entorno que te rodea. Al 99% de la población nos gusta viajar aunque muchos se frenan porque anteponen otros intereses : compra de ropa, complementos, confort, coches , música etc…, sólo el 20 % de la población posee lo que se denomina el Gen Wanderlust o Gen del Viajero DRD4-7R el término viene de Wander ( caminata) lust ( Deseo).

Este gen fue propuesto por el escritor Dan Scotti quien se basó en una variación del gen DRD4, gen receptor de la Dopamina en nuestro organismo, neurotransmisor asociado al placer y la motivación. Posteriormente otros estudios científicos entre ellos los de la Salk Institute of Biological Sciencies han demostrado el vínculo que el neurotransmisor ( Dopamina) tiene en altos niveles cerebrales con una tendencia a tomar decisiones impulsivas. Según el diario oficial del comportamiento humano, el Gen Wanderlust o gen del viajero es un gen que sólo tiene el 20% población y solo está activo en el 10% población mundial. Según los expertos es común en personas descendientes de corrientes migratorias que llegaron a África 50.000 a 70.000 años atrás.

El National Geografic apoya la mayor parte de estos estudios aunque justifica las características de estos individuos como más propias de su personalidad que por la presencia del Gen Wanderlust.

El que posee este gen se asocia a personas que les gusta asumir riesgos, explorar lugares, ideas, comidas nuevas, relacionarse con otras culturas, prueban drogas o experimentar sexo. Aceptan fácilmente retos, cambios, movimientos y la aventura en general. Estas personas cuando realizan un viaje están pensando ya a su regreso cuál será su próximo destino, se sienten unos inconformistas.

Sea como sea viajar acentúa nuestra curiosidad y ahoga nuestro conformismo, nos ayuda a adaptarnos rápido a los cambios porque nos recuerda que mientras viajamos que tenemos ganas de vivir. Nos ayuda además a eliminar todos nuestros prejuicios que otros intentan inculcarnos.

 GEN DEL VIAJERO: HAY 10 MUY BUENAS RAZONES PARA QUERER VIAJAR AUNQUE NO TENGAMOS ESE GEN..

  • No sufrimos estrés por temas como el trabajo, la salud, el dinero, la familia..
  • Nadie te ordena lo que tienes que hacer o cómo se espera que actúes.
  • Somos mucho más flexibles con todo ( horarios, dieta, ejercicio, relaciones con otros..
  • Nos alejamos de nuestras preocupaciones, dejamos atrás nuestro hogar, nuestros miedos y problemas.
  • Tendemos a compartir buenos momentos con amigos o pareja, haciendo que el viaje se convierta en algo estupendo, valoramos lo importante que son esas personas para nosotros y nos hace notar cuán afortunado somos y eso nos hace disfrutar aún más.
  • Viajar incentiva nuestra curiosidad y ahoga nuestro conformismo, nos ayuda a adaptarnos rápido a los cambios, porque nos recuerda que mientras tengamos ganas de viajar, tendremos ganas de aprender y a su vez por vivir.
  • Nos libra de prejuicios que otros nos intentan inculcar y somos capaces por nosotros de descubrir in situ que son mentira.
  • ves y pruebas cosas nuevas que te ayudan a desprenderte de la rutina.
  • todo cuanto hacemos se justifica porque estamos de vacaciones, nos libramos de la culpabilidad.
  • Algunas de las revistas que estos intrépidos viajeros no dejan de ojear o comprar son:

    Lonely Planet, Viajar, National Geographic, Traveler, De viajes…