HUELLA

EL NUEVO CURRICULUM  LA HUELLA DIGITAL!

La huella digital es la marca que deja el uso y tratamiento de nuestra identidad en internet. Es decir, se refiere a como nos comportamos, qué decimos, cómo, dónde y en que nos basamos para hacerlo. El conjunto de nuestro comportamiento en la red conforma la huella digital y puede influir en la búsqueda de empleo. Las redes sociales condicionan en la actualidad nuestra forma de pensar y actuar en el mundo.

Hoy en dí,a el 90% de las empresas de recursos humanos supervisa la actividad de sus candidatos en su muro de Facebook, Twitter , Linkedin, Instagram y Pinterest antes de tomar una decisión. Uno de los puntos que llevan a cabo las empresas que están realizando una selección de personal, es buscar el nombre de un candidato en internet. Todo lo que aparece, perfiles en redes sociales, webs personales, blogs, sus comentarios, etc, les sirve para hacerse una idea de quién es y cómo se comporta esa persona.

Los profesionales en Recursos Humanos apuestan por los usuarios que presentan una mayor actividad en redes sociales. Tener una huella digital positiva influye en conseguir un trabajo y en la imagen que transmitimos a la empresa. Las informaciones, los valores y las imágenes compartidas pueden darnos un empleo, del mismo modo que un desliz online puede dejarnos sin él.

Uno de los principales errores que se cometen en internet y que normalmente pasa desapercibido es la existencia de demasiados perfiles personales. Muchas veces nos registramos en una red social que luego no utilizamos o que muestra una faceta demasiado personal y después olvidamos que está ahí. Todo eso queda grabado y aparece asociado a nuestro nombre. Así que uno de los primeros pasos que se deben seguir es revisar todas las redes y páginas en las que estamos registrados y borrar perfiles inactivos.

Buscar nuestro nombre en internet nos permitirá comprobar que ven las empresas de nosotros y tratar de controlar la privacidad del contenido. Una buena imagen siempre es importante a la hora de buscar empleo, ya sea en persona o a través de internet.

Los jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y 38 años son los más propensos a hacer un mal uso de las redes sociales , dejando a su paso su huella digital que será rastreada por las empresas de recursos humanos que bucean en busca de contenidos comprometedores de sus candidatos ( bromas racistas o sexistas, imágenes en situaciones comprometidas, burlas políticas o comentarios fuera de tono etc..). Las empresas desean que sus trabajadores compartan parte de sus valores corporativos, recelan de muchos candidatos que en las entrevistas sus respuestas son muy formales o previsibles , lo cual les genera grandes dudas a la hora de seleccionar al mejor candidato.

No podemos hacer desaparecer nuestra huella digital. Borramos las fotos y destruímos información puntual, pero perdemos totalmente el control sobre la información que hemos facilitado a proveedores de servicios o sobre las fotos, vídeos y post que hemos compartido con nuestro círculo de amistades”, alerta Barrera. “Lo que vemos es solo un 4% de la información que hay nuestra por la red. El otro 96% está en manos de las grandes empresas de Internet”.

Y entonces, ¿qué podemos hacer? ¿Cómo podemos andar por la red de forma segura? “Debemos comenzar a extremar las precauciones, a no compartir nada que no queramos que se sepa y a tener mucho cuidado con los datos que facilitamos y con los permisos –existen 192 tipos de permisos– que damos cuando nos registramos en aplicaciones, redes sociales, buscadores, plataformas de compra-venta, etcétera. No estamos a salvo, ni con el ordenador apagado”, advierte la inspectora

No obstante no tiene que ser todo negativo, nuestra huella digital también puede reflejar aspectos positivos de nuestra personalidad ( humildad, solidaridad, inteligencia, compromiso, sociabilidad, creatividad etc…) .Un buen consejo sería que antes de publicar en internet en cualquiera de sus formatos o servidores nos pensemos unos minutos si su contenido realmente tiene un fin positivo para nosotros ya sea porque explica algo positivo de nosotros, es un contenido amable y lo consideramos necesario ya que puede crear bienestar ajeno. Si utilizamos bien las redes sociales pueden convertirse en una ventana excelente para dar a conocer nuestras capacidades profesionales y personales.

Una buen consejo para el usuario seria usar aplicaciones como : Pymetriks ,KnacK o Artic Shores, herramientas basadas en la gamificación para detectar los rasgos cognitivos y emocionales de los candidatos para después cruzarlos con los requisitos exigidos por las empresas y detectar a los mejores perfiles. Usando estas aplicaciones los jóvenes pueden recolectar información de cómo está el mercado y en qué ofertas encajan.