depresion-postvac2

Quien no ha escuchado alguna vez a un amigo o compañero que tras regresar de un largo período vacacional afirmar “ ESTOY DEPRE..mañana empiezo a trabajar “.

El período posterior a las vacaciones ( navidad, semana santa, vacaciones, puentes largos..) conlleva a la mayoría de personas un desajuste vital que puede ocasionar un malestar psicológico transitorio. Lo que comúnmente denominamos depresión postvacacional no es más que un proceso completamente normal, simplemente nos cuesta volver a adaptarnos a la rutina que más domina nuestra vida ( volver al trabajo, escuela, universidad, gimnasio…etc). La vuelta a la rutina laboral o escolar puede traer consigo una desregularización de horarios : hora de levantarse, ir a trabajar, comer ,dormir….que se manifiestan con signos de irritabilidad, nerviosismo y tristeza. Estos síntomas son transitorios ya que previamente la persona viene de un período vacacional donde sus horarios son flexibles y las obligaciones son escasas.

El período posterior a las vacaciones ( navidad, semana santa, vacaciones, puentes largos..) conlleva a la mayoría de personas un desajuste vital que puede ocasionar un malestar psicológico transitorio. Lo que comúnmente síndrome postvacacional no es más que un proceso completamente normal, simplemente nos cuesta volver a adaptarnos a la rutina que más domina nuestra vida ( volver al trabajo, escuela, universidad, gimnasio…etc). La vuelta a la rutina laboral o escolar puede traer consigo una desregularización de horarios : hora de levantarse, ir a trabajar, comer ,dormir….que se manifiestan con signos de irritabilidad, nerviosismo y tristeza. Estos síntomas son transitorios ya que previamente la persona viene de un período vacacional donde sus horarios son flexibles y las obligaciones son escasas.

El período posterior a las vacaciones ( navidad, semana santa, vacaciones, puentes largos..) conlleva a la mayoría de personas un desajuste vital que puede ocasionar un malestar psicológico transitorio. Lo que comúnmente denominamos depresión postvacacional no es más que un proceso completamente normal, simplemente nos cuesta volver a adaptarnos a la rutina que más domina nuestra vida ( volver al trabajo, escuela, universidad, gimnasio…etc). La vuelta a la rutina laboral o escolar puede traer consigo una desregularización de horarios : hora de levantarse, ir a trabajar, comer ,dormir….que se manifiestan con signos de irritabilidad, nerviosismo y tristeza. Estos síntomas son transitorios ya que previamente la persona viene de un período vacacional donde sus horarios son flexibles y las obligaciones son escasas.

El hombre debe comprender que el malestar es un síntoma que refleja nuestra dificultad para adaptarnos al medio, un medio que siempre está en constante cambio. Este proceso no tiene por qué ser algo dramático sobre todo si intentamos vivir lo de forma natural, si comprendemos que es transitorio y que más pronto que tarde conseguimos adaptarnos.

depre postv1

Algunos consejos que pueden ayudarnos a afrontar este período son:

  • Intentar afrontar el primer día con filosofía, valorando lo bien que nos lo hemos pasado, los lugares que hemos visitado, las personas que hemos conocido o visto, las experiencias positivas que hemos vivido..
  • Tomar nos lo con tranquilidad. Tómese el tiempo necesario para ponerse al día de las cosas que han sucedido mientras hemos estado fuera. Organícese, establezca una línea de trabajo y unos objetivos realistas a cumplir durante la primera semana. ( leer los correos, volver al gimnasio, visitar a la familia..).
  • El trabajo debe ocupar 1/3 de nuestro tiempo vital diario así que una vez cumplido tómese el resto del día para hacer aquello que más le gusta…tomarse una cervecita en una terraza, ver una película en el cine, salga a cenar con su pareja o unos amigos etc…
  • Practique deporte, este le ayudará a combatir el estrés y romper con la monotonía del día laboral y ganará en energía y salud.
  • Sea positivo, acepte que ya ha disfrutado de su tiempo para viajar, divertirse, descansar, vivir sin grandes responsabilidades y piense que ahora toca volver a trabajar o estudiar, que son actividades que mejoran nuestra autoestima y permiten sentirnos realizados, útiles y valorados.